jueves, 1 de agosto de 2013

La pieza que sobra



Reconócelo: tu también lloras. Y si no lo haces, es que no pasas por lo que yo, como tantos otros, hemos pasado. El hecho de no encajar, de no sentirte de ninguna parte... duele. Se siente cansado ¿verdad? Arremeter una, y otra, y otra vez hacia la sociedad con intención de entrar entre ellos. De ser uno más. De no estar solo ahí fuera, con el peligro que conlleva que te ataque el único otro ser que habita allí: tú mismo.

Pero no dejes que todo esto se te venga encima y te venza. NUNCA. Lucha por lo que quieres. Derriba muros. Pelea. Muerde. Araña... pero siempre sin perder lo más valioso que tienes: a tí mismo. No dejes que nada de esto te cambien. Se tú sin importar las consecuencias y hasta el límite. Sin dejar que nadie te modifique. Te altere. Te cambie... Te elimine.


¿Que eres la pieza que sobre en el puzzle? Felicítate. Eres la UNICA pieza que sobra. No le debes NADA a NADIE. Eres única en tu especie y eso te hace más valioso o valiosa que mil de esas fotocopias que se hacen llamar "gente normal". Felicidades de corazón.


Y piensa que si no encajas en ese puzzle... quizá ese no sea tu puzzle.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
Dame tu voto en HispaBloggers!; Licencia Creative Commons
Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.
;